El sector agroalimentario, que supone el 8% del PIB nacional y ocupa a más del 10% de la población activa, será uno de motores de arranque cuando finalice la crisis del coronavirus. Por eso está pensando ya en la reconstrucción y en cómo prepararse ante el futuro próximo.

Descargar PDF