Las empresas dedicadas a la obtención vegetal aportan cifras que permiten celebrar con optimismo el Día Mundial del Medio Ambiente, pero recuerdan, al mismo tiempo, que es necesario seguir trabajando para aumentar la productividad agraria sin dejar de optimizar el consumo de energía y agua y reduciendo las emisiones de CO2.